Presidente del CONEP dijo esperar sea modificada la Ley de Compras lo antes posible

Por Carmelo Soriano

Santo Domingo, RD. – Tras calificar de “tediosa” la actual Ley de Compras y Contrataciones del Estado, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Pedro Brache, expreso este miércoles la necesidad de que dicha ordenanza sea modificada cuanto antes.

El representante de los empresarios explicó que con la modificación el país eliminaría una serie de trabas que coloca y que dificultan enormemente los procesos.

“Esa ley es tan tediosa hoy en día, incluyendo para la parte de licitaciones, que para tú contratar cualquier cosa te pasas año y medio. Eso es algo que hay que cambiar; eso no puede ser así”, planteó Brache, en la entrevista Especial de elCaribe y CDN, correspondiente al Almuerzo Semanal.

Esas trabas o complicaciones a las que se refiere, no quedarían eliminadas ni siquiera si se aprobara y convirtiera en ley el anteproyecto que la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas (DGCP) remitió a la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo hace varias semanas y que deberá conocer luego el Congreso Nacional. De ahí la importancia de que esa pieza sea estudiada de forma minuciosa, no solo por los legisladores, sino por otros sectores de la vida nacional, entre ellos especialistas de la ingeniería.

“Es una traba para un sector que va muy bien, que es el de la construcción. Yo pienso que eso puede ayudar al país (que la ley se modifique y se eliminen las trabas), tomando en cuenta que el sector construcción tiene una serie de vagones importantes”, apuntó el presidente del Conep en la conversación.

Informó que a la organización se le pidió una opinión sobre el anteproyecto, lo cual se está haciendo en base a un consenso de todos los gremios miembros, como es costumbre en la institución empresarial. También se ha pedido la opinión de la Asociación de Empresas de Inversión Extranjera (Asiex).

Desde el punto de vista de Pedro Brache, hay cosas mejorables en el proyecto y la intención del Conep es aportar para que la ley pueda ser más ágil y para que en vez de obstaculizar y ralentizar contribuya al desarrollo del país. “En nuestras empresas todos tenemos departamentos de compras y tenemos que estar encima de eso, pero los procesos son rápidos, porque lo que hacemos es fiscalizar esos departamentos y fiscalizarlos todo el tiempo.

Cuando hay o se descubre algo incorrecto, entonces se toman decisiones al respecto”, explicó.

Brache –que no se anduvo con rodeos en el abordaje del tema- planteó que es el momento de empezar a pensar en esas grandes obras de infraestructuras y grandes obras que son necesarias, en término de más producción de agua potable, caminos, carreteras y otras, que resultan vitales para la República Dominicana.

“Yo creo que el Estado ha hecho un gran esfuerzo en contratar muchas obras en diferentes sitios y son obras muy importantes; algunas de ellas son microobras. Eso ayuda a la economía rural, porque hay un derrame de dinero en esas economías, pero la ley no puede seguir siendo una traba”, insistió.

Lo hizo, respondiendo a preguntas formuladas por Nelson Rodríguez, director de elCaribe; Héctor Linares, subdirector; Alba Nely Familia, directora de CDN, canal 37; y la periodista de esa planta televisora Katherine Hernández.

Pedro Brache acudió al encuentro junto a César Dargam, vicepresidente ejecutivo del Conep, y Celso Juan Marranzini, primer vicepresidente.

En otra parte del diálogo, el principal dirigente del empresariado dijo que la organización que preside tiene grandes esperanzas en los proyectos públicos privados que puedan concretarse en el país, porque son una manera de hacer alianzas para obras grandes con el sector público, bajo el marco de una ley (la de APP) que protege a cada una de las partes.

“Nosotros creemos que ese tipo de cosas toma tiempo. Son obras grandes si vemos lo anunciado para Pedernales, la autopista que conectaría a Santiago con Puerto Plata (la del Ámbar) y otras”, expuso.

Explicó que son proyectos que hay que estructurar muy bien y planteó que “eso debería moverse más rápido”.

“Yo pienso que el sector privado puede ayudar, tenemos un director de Alianzas Público-Privadas que es sumamente eficiente, enérgico y quiere hacer las cosas bien. Pienso que juntos podemos acelerar un poco más este proceso”, indicó.

El director de Alianzas Público-Privadas es Sigmund Freund. La institución que dirige fue creada por Ley 47-20 de APP, promulgada el 20 de febrero de 2020 (en administración de Danilo Medina).

A Pedro Brache se le preguntó sobre el recién aumento salarial para el sector privado no sectorizado que dispuso la pasada semana el Comité Nacional de Salarios (CNS), en una actividad que encabezó el presidente Luis Abinader y sobre lo rápido que se dio el proceso, a diferencias de años pasados cuando eso ha tomado largas tandas de días y semanas. “Lo que hay que ver es que antes que eso saliera a la luz pública, tuvo etapas previas de negociaciones. Empezamos primero conversaciones bilaterales con el sector sindical, que fueron progresando de manera efectiva y por eso creemos que pudimos llegar a donde llegamos de una manera rápida”, explicó.

Sostuvo que también se dieron otros diálogos con el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, lo que permitió ir mirando en detalle las pretensiones de cada lado, hasta llegar a un momento de ver el tema en su conjunto.

Con la reclasificación empresarial el salario mínimo para las grandes empresas pasó de 17,610 pesos hasta los 21,000 pesos al mes, para las medianas empresas subió de 12,107 pesos hasta los 19,250 pesos, para las pequeñas empresas el salario mínimo aumenta desde 10,730 pesos hasta los 12,900, mientras que los salarios mínimos de las microempresas serán de 11,900 pesos, según se informó.

“En todo esto hay un camino y hay gente que está de acuerdo y gente que no lo está. El trabajo de nosotros, tanto del sector empresarial, como del sindical y del Estado era poner de acuerdo con esa gente que no lo estaba y ese proceso nos permitió evitarle tal vez al país unos meses de agobio y de un atrás para adelante con todo esto”, apuntó el presidente del gremio empresarial dominicano.

Explicó que, si se toma en cuenta la reclasificación, las empresas grandes y medianas son el 76 % de la masa laboral del país y ahí fue donde más hubo aumentos. “Las micro y las medianas, aunque son más en cantidad de empresas, emplean mucho menos personas”, expresó.

Superado el tema del alza salarial, será importante ver el inherente al Código Laboral y ver el tema de la seguridad social, aspectos ambos que forman parte de un pacto social al que ha hecho referencia el presidente Luis Abinader. “Son cosas que tenemos que abordar, son de las grandes transformaciones que aún se necesitan. El Código Laboral que tenemos data del año 1992”, recordó Brache.

Menos burocracia
El hombre que está a la cabeza del Conep resaltó, de otro lado, que en las reuniones desarrolladas en el Consejo de Competitividad, en las que él participa, en el que hay nueve miembros y a las que asiste el presidente de la República, el tema principal que se aborda es el de bajar a cero la burocracia, para hacer más transitable el camino a los negocios y la captación de inversión.

“El de burocracia cero es un proyecto que está en el plan de gobierno del partido oficial y que el presidente está empujando mucho, porque la burocracia es lo que retrasa todo. En los sitios donde la burocracia se ha ido reduciendo hemos visto cómo las cosas pasan más rápido. Es el caso, por ejemplo, de la Dirección de Aduanas, que ya tiene Despacho 24 Horas, lo que ha permitido que se reduzca la burocracia de manera increíble y que se eleve la productividad”, apuntó.

Expuso que cuando se miden los índices de competitividad a nivel internacional, reducir la burocracia eleva el país mucho más y facilita el camino a la captación de inversión extranjera. “Lo primero que ven los inversionistas cuando van a invertir en un país es cómo está el índice de competitividad de ese país y eso es sumamente importante”, expresó.

Compatir

Contenido Relacionado